INICIO

LA INMINENTE CONFIRMACIÓN-REFUTACIÓN DE LOS NEUTRINOS SUPERLUMÍNICOS

27-10-2011

Como todo el mundo sabe el experimento OPERA que analiza ciertas características de los neutrinos

producidos en el LHC publicó hace algo más de 1 mes la increíble noticia de que la velocidad medida

de los neutrinos sobrepasa en unos 60 nanosegundos la velocidad de la luz. A partir de esta noticia,

multitud de papers han sido publicados tratando de explicar este efecto o de encontrar algún error en

el mismo. Una vez conocidos los datos de OPERA el paso siguiente y más importante es realizar un

experimento independiente que confirme o refute la velocidad de los neutrinos medida en OPERA.

Se ha estimado que un nuevo experimento podría tardar meses o años en obtener nuevos resultados.

Sin embargo, nuevas noticias nos indican que es posible que no tengamos que esperar tanto. Como

indica el físico teórico Matt Strassler en su blog, se acaba de celebrar una convención de físicos en

Japón y allí se ha hablado de nuevas noticias procedentes del experimento OPERA: la confirmación

o refutación de los datos de OPERA podría ser inminente y vendría del mismo experimento italiano.

El problema principal en el experimento OPERA es que los pulsos de neutrinos enviados desde el

CERN a OPERA tienen una longitud de 10.000 nanosegundos mientras que el efecto observado

por opera implica un desplazamiento de solo 60 nanosegundos (la diferencia encontrada por encima

de c). Esta medida requiere un conocimiento muy preciso de la forma del pulso de neutrinos, sin

embargo, esta forma no pudo ser determinada directamente sino que fue deducida a partir de la forma

del pulso de protones que genera el pulso de neutrinos. Un muy pequeño error en esta deducción

podría causar desplazamientos erróneos en el cálculo. Una solución obvia para evitar esta fuente

de errores sería enviar desde el CERN, en lugar de pulsos tan largos, pulsos muy cortos de un

par de nanosegundos de longitud con grandes intervalos de tiempo entre ellos. De esta forma se

reduce drásticamente la incertidumbre en la forma de los pulsos de neutrinos hasta el punto que no

se necesitaría conocer la forma del mismo, solo su duración. Además no necesitarías medir miles de

neutrinos para reproducir la forma del pulso solo necesitas medir un pequeño número (puede ser

incluso tan pequeño como 10 o así) para verificar la duración del pulso que produce la señal en

OPERA. OPERA no utilizó este método en un principio porque esto produciría una gran reducción

en el número de neutrinos detectados y afectaría al principal programa de investigación del

experimento (que es estudiar la oscilación de los neutrinos). Pero, aparentemente, la presión realizada

por la comunidad científica ha sido lo suficientemente fuerte para que OPERA solicite a los operadores

del haz de protones del CERN (recuerda que OPERA no es parte del CERN a pesar de que algunos

periodistas digan lo contrario) que envíen pulsos cortos. La gran noticia es que este proceso ya ha

comenzado la semana pasada y de acuerdo con el portavoz de la noticia el profesor Mitsuhiro

Nakamura, en unas pocas semanas tendremos resultados al respecto. Esto sin duda son buenas noticias.

Si no se detectan neutrinos superlumínicos con este nuevo método esto (en mi opinión) refutará casi

definitivamente los resultados originales de OPERA, sin embargo, si estos se confirman aún no se podrá

afirmar ni mucho menos que estos son correctos ya que el posible error podría estar en otro sitio, habría

que esperar a nuevos experimentos (o a que se encuentre un error que explique los 60ns de discrepancia).

Habrá que estar muy atentos a estos nuevos datos provenientes de OPERA.

 

Fuentes: A Few Tidbits from Nagoya, including OPERA news

 

ENVIA OPINIONES O COMENTARIOS SOBRE ESTE ARTÍCULO

Tu nombre:
Tu E-Mail: (opcional)
Pregunta antispam: ¿de que color es el caballo blanco de Santiago?
Mensaje:
Comentarios enviados:
Autor: IIII
10/27/2011
IIII