INICIO

04-05-2012

SIMETRÍA, GRAVEDAD Y LEYES FUNDAMENTALES

El cerebro humano es capaz de lograr cosas asombrosas. Observando la naturaleza, descubriendo sus

patrones y regularidades y armados con el increíble poder de las matemáticas puede describir el

movimiento exacto de objetos celestes, de objetos más cotidianos como gases o fluidos o de objetos

infinitamente pequeños como electrones o neutrinos. Recientemente los físicos han encontrado una

herramienta de inmenso poder para describir la naturaleza, un patrón, un requisito que parece cumplirse

en una variedad enorme de distintas situaciones físicas, algo que parece estar impreso en lo más profundo

de la naturaleza: la simetría. En 19--- Karl Maxwell publicó una teoría que describía y explicaba

la fuerza electromagnética. Con solo 4 ecuaciones sencillas se podía explicar cualquier fenómeno en el

que actuase el electromagnetismo (poner ecuaciones). Más tarde Albert Einstein fijó su atención en algo

que parecía no gustarle en absoluto: las ecuaciones de Maxwell eran "bellas" en el sentido de ser elegantes,

compactas, sencillas, sin embargo, cuando se aplicaban a sistemas en movimiento las ecuaciones dejaban

de ser bellas y elegantes y lo que es peor: su forma cambiaba dependiendo del movimiento del sistema, es

decir, las ecuaciones eran distintas para alguien que estaba en reposo y para alguien que se estaba moviendo.

(poner ecuaciones y su distinta forma)

¿Por qué la naturaleza iva a tener leyes distintas para alguien que se está moviendo a 100 m/s, a 1000 m/s o

para alguién en reposo? Y lo que es peor: ¿respecto a que se está moviendo el sistema? ¿Respecto a la Tierra,

respecto al Sol? ¿Respecto a un punto de referencia lejano a millones de años luz? Como sabemos, todo se

está moviendo, nada está realmente estático. Entonces apareció el genio humano y la herramienta enormemente

poderosa de la que hablamos antes: la simetría. Eintein descubrió que si se cumpliesen solo 2 condiciones las

ecuaciones de Maxwell eran totalmente idénticas para cualquier observador o sistema sin importar su movimiento.

Algo así no podría ser casual, tenía que ser cierto, la naturaleza tenía que ser "simétrica". Las 2 condiciones eran

las siguientes: el movimiento absoluto no existe (es decir no se puede establecer un sistema de referencia preferido,

todos los sistemas de referencia están en pie de igualdad) y la velocidad de la luz tiene que ser siempre la misma: c.

Estas 2 condiciones cambiarían el mundo para siempre y darían lugar a uno de los desarrollos intelectuales más

importantes y profundos de la historia de la humanidad: la relatividad general. Con la primera condición Einstein

"se cargó" el éter, un ente que en teoría existía en cualquier punto del espacio y respecto al cual se podía definir

cualquier movimiento. Con la segunda Einstein "se cargó" el espacio-tiempo rígido e inmutable: si yo viajo a 4/5 de c

y alguien que se hacerca a mi a otros 4/5 de c me dispara un rayo de luz y yo mido la velocidad de este rayo y

me encuentro que es c y no 8/5 de c ¡entonces la relación v=s/t no cuadra! para que cuadre el espacio y el tiempo

no pueden ser algo rígido ¡Tienen que cambiar su valor dependiendo de la velocidad! De hecho lo que sucede

en la realidad es lo siguiente: llamemos A al observador con velocidad nula Va=0 y B al observador en movimiento

Vb=4/5 de c. Como no existen sistemas de referencia privilegiados B puede decir que es él el que está en reposo

y que es A el que se aleja de él a 4/5 de c y A puede decir que es él el que está en reposo. A medirá que el reloj

de B va más despacio y que las longitudes de B son más cortas y viceversa B medirá que es el reloj de A el que

va más despacio y que las longitudes de A son mas cortas. Esto que parece una contradicción es totalmente lógico

si aceptamos las 2 condiciones anteriores: cada observador tiene derecho a asumir que es él el que está en reposo

o al revés, por tanto todos los observadores son "simétricos".

de A l

 

 

ENVIA OPINIONES O COMENTARIOS SOBRE ESTE ARTÍCULO

Tu nombre:
Tu E-Mail: (opcional)
Pregunta antispam: ¿de que color es el caballo blanco de Santiago?
Mensaje:
Comentarios enviados:
Autor: IIII
1/17/2012
IIII
Autor: Vicente Maroto
1/17/2012
Encuentro las respuestas dadas reduccionistas y bastante burdas. Usted nos dice COMO hemos llegado a ser lo que somos y COMO llegamos a serlo, pero no QUÉ somos ni de DÓNDE venimos. Sus respuestas no me convencen, francamente.
Autor: planck
1/17/2012
Vicente, es que la ciencia no está para dar las respuestas que más nos gusten o las que más nos convenzan está para decirnos cual es la REALIDAD nos guste o no. De hecho existen teorías científicas totalmente válidas que describen la realidad de forma asombrosamente exacta como la mecánica cuántica o la relatividad y que son totalmente ajenas a nuestro sentido común, a cualquier cosa que hayamos visto antes. Que algo no nos convenza no quiere decir ni muchísimo menos que no sea cierto. A mi personalmente sí me gustan las respuestas me parece fascinante lo que las simples reglas de la selección natural son capaces de hacer con mucho tiempo por delante.
Autor: Myrna p email: (mpereyrafigueroa@yahoo.com.mx)
1/25/2014
francamente no me gusto la respuesta del que somos y de donde venimos ya que no citas la fuente de información, tal parece una respuesta inventada por alguien...que expresa su propia opinión al tema.